Caracasdigital Caracasdigital

CARACAS DIGITAL.jpg   
 RUN RUN TECNOL√ďGICO
Bill Gates ha recomendado a sus seguidores dónde invertir el dinero en 2023

06 de enero de 2023.- El famoso fundador de Microsoft, Bill Gates, habilitó en la red socia...Leer más


Movilnet anuncia renovaci√≥n de su imagen despu√©s de 30 a√Īos de servicio

Caracas, 05 de enero de 2023.- Movilnet, la empresa de telecomunicaciones móviles del Estad...Leer más


Cantv conectó con fibra óptica al Puente Binacional Atanasio Girardot que enlaza a Colombia y Venezuela

Caracas, 03 de enero de 2023.- La Compa√Ī√≠a An√≥nima Nacional Tel√©fonos de Venezuela (Cant...Leer m√°s


Banco de Venezuela inaugura nueva oficina en frontera colombo-venezolana

Caracas, 02 de enero de 2023.- El Banco de Venezuela (BDV) ha inaugurado una nueva oficina e...Leer m√°s


Venezuela comenzar√° a monitorear en tiempo real las operaciones bancarias relacionadas con criptomonedas

Caracas, 29 de diciembre de 2022.- La Superintendencia de Bancos (Sudeban) y la Superintende...Leer m√°s


CES 2023: el epicentro de un mundo conectado

29 de diciembre de 2022.- Cada comienzo de a√Īo llega cargado de tecnolog√≠a, gracias al Con...Leer m√°s


Schneider Electric y SAP colaboran para avanzar en la digitalización industrial

16 de diciembre de 2022.- Schneider Electric y SAP han anunciado hoy que han firmado un memo...Leer m√°s


Llega ChatGpt, la IA que compite con Google

16 de diciembre de 2022.- OpenAi, una fundación de inteligencia artificial creada en 2015 po...Leer más


Bancrecer regal√≥ sonrisas a pacientes infantiles del Hospital P√©rez Carre√Īo

Caracas, 15 de diciembre de 2022.- Representantes del Voluntariado Bancrecer acudieron este miérco...Leer más


:::::::::::::::::::::::::::::::: Agregar Nuevo
===================Ver Todo

Opinan los Expertos

Lo que todo CIO debe conocer de su Centro de Datos
Paola Boccia
Directora Ejecutiva de Banesco Banco Universal

Lenovo y la revolución del software
Lorenzo Rubín
Sales & Operations Manager Venezuela, Bolivia, Uru

TECH: Nuestra fiel compa√Īera
Rodolfo Carrano
Vice Presidente Comercial de Directv Venezuela

Rumbo a la era del IPv6
Agustin Speziale
Product Manager, Connectivity, Media & IP Level 3

La Ciudad Digital ser√° el n√ļcleo del progreso y el desarrollo d
Manuel Moreno
Gerente Regional de Marketing para Banda Ancha Ina
===================Ver Todo

Inteligencia Artificial en 2024: amenazas y alianzas en clima, agricultura y medio ambiente

 

 

En el reciente Foro Económico Mundial en Davos, líderes de todo el mundo identificaron la Inteligencia Artificial (IA) y el cambio climático como los riesgos globales más prominentes para 2024. Este artículo examina la relación entre estos dos temas críticos, explorando cómo en lugar de ser solo una amenaza la IA podría convertirse en un aliado estratégico en la lucha contra el cambio climático y en la mejora de la agricultura y el medio ambiente.

 

Por: Milagro Quintero Ter√°n

 

Caracas, Venezuela, 29 de enero de 2024.- Durante el Foro Económico Mundial (FEM), realizado a mediados de este mes en Davos, Suiza, dos de los temas y problemas que más abordaron los líderes de todo el mundo, que asistieron al evento, la inteligencia artificial (IA) y el cambio climático. Fueron los asuntos planteados con más frecuencia -aunque tratados por separado-, entre los mayores riesgos globales que pueden amenazar a la humanidad en 2024.

 

En este artículo, sin embargo, se verán de manera conjunta. En el caso de la IA, más que una amenaza, puede ser un aliado en la lucha contra el cambio climático, o en las mejoras a la agricultura y al medio ambiente en general, sin dejar de observar los riesgos que el uso que esta tecnología tiene precisamente para el ambiente.

 

Antes de centrarnos en el objetivo de este art√≠culo, es preciso aclarar por qu√© la IA fue vista en el FEM como uno de los riesgos globales para 2024. La mayor parte de los asistentes al mencionado evento de Davos, considera que la IA podr√≠a amenazar la estabilidad mundial este a√Īo. Esto es debido a la desinformaci√≥n que puede generar, en particular si se toma en cuenta que m√°s de setenta pa√≠ses realizar√°n elecciones presidenciales en los pr√≥ximos meses. Una amenaza todav√≠a mayor puede ocasionar el uso de la IA, si su desarrollo se destina a actividades b√©licas.

 

En el FEM se llamó la atención sobre la inversión de recursos, que han hecho las grandes potencias, para mejorar las armas impulsadas por IA. El grado de autonomía del armamento militar va en aumento, se advirtió en el referido foro. Diversas armas terrestres, aéreas y marítimas pueden accionarse, sin necesidad de intervención humana. Que la IA pueda impulsar las capacidades de la guerra cibernética, fue una de las mayores preocupaciones expresadas en Davos.

 

No obstante, la mayor amenaza que confrontará la humanidad en 2024, de acuerdo con las conclusiones del FEM, está relacionada con el clima extremo. Y esto nos lleva al centro del asunto que escogimos para este artículo, enlazando esos dos temas: IA y cambio climático.

 

Se sabe que diversos procedimientos tecnológicos, basados en IA, permiten realizar modelos climáticos para conocer el tiempo y, por supuesto, los cambios del clima. Mediante la elaboración de patrones, con esos modelos es posible hacer predicciones precisas de los cambios en la temperatura global, a partir del análisis de grandes cantidades de datos meteorológicos y climáticos multidimensionales.

 

Huracanes, fuerte tormentas -de lluvia o de nieve, seg√ļn el caso-, e inundaciones, est√°n ocurriendo cada vez con m√°s frecuencia. Muestran un comportamiento inusual, siendo catalogados como fen√≥menos meteorol√≥gicos extremos. Se estima que tales eventos obedecen al cambio clim√°tico.

 

Ante estas circunstancias, la IA también puede ser un valioso aliado para predecir estos fenómenos y su impacto. La implementación de esta tecnología permite una respuesta más eficiente y rápida ante los llamados desastres naturales. De hecho, en algunos países está siendo incorporada, como una herramienta de avanzada, para coadyuvar en este campo.

 

Hay quienes piensan, incluso, que podría llegar a sustituir a muchos empleados -técnicos y científicos- que trabajan en el área de predicción y elaboración de los modelos climáticos tradicionales. Al parecer, esto tomará todavía un buen tiempo, dado que el registro de observaciones no es lo suficientemente extenso. Se necesitaría conformar una gigantesca base de datos estadísticos, de varios siglos, de los fenómenos climáticos.

 

Por otro lado, hay estimaciones de que el uso de la IA puede reducir hasta un 4% las emisiones de gases de efecto invernadero para 2030. Parece un peque√Īo porcentaje, pero equivale a las emisiones de gases que anualmente generan pa√≠ses como Jap√≥n, Canad√° y Australia.

 

En el caso de la agricultura, el uso de la IA es cada vez más estimado para aumentar la producción a gran escala. Desde la utilización de drones para manejar los sistemas de riego, fumigación y control de plagas, hasta el uso de maquinarias equipadas con ingeniería de IA para aumentar la productividad.

 

Hasta aquí va todo muy bien, pero hay dos elementos que dificultan el uso de la IA de manera generalizada. Uno es el costo de esta tecnología, que hasta ahora parece estar destinada a empresas o sectores privilegiados económicamente, sobre todo de los países más desarrollados.

 

El otro aspecto tiene que ver con el impacto negativo de la IA en el medio ambiente. El desarrollo de sistemas basados en esta tecnolog√≠a, requiere grandes cantidades de energ√≠a. Los m√©todos actuales para el procesamiento de enormes vol√ļmenes de datos, parad√≥jicamente, tambi√©n contribuyen a las emisiones de gases de efecto invernadero. En resumen, la IA incrementa la huella de carbono.

 

Que las herramientas de IA utilizadas sumen al desarrollo sostenible, es el gran desafío. Que esta tecnología llegue de manera equitativa a todos los países, es necesario para que la lucha contra el cambio climático sea realmente eficiente a lo largo y ancho del planeta.

 

Con IA se puede llegar a predecir los cambios de la biomasa en el paisaje, a lo largo del tiempo. A partir de allí, se podría mejorar la forma de preservar los bosques y dar impulso a la agricultura. Además, permitiría construir herramientas de diagnóstico y sistemas de alerta temprana ante el riesgo de incendios o inundaciones. Para muchos, se trata de establecer un vínculo entre la llamada economía energética con la tecnología de IA.

 

Todo esto nos lleva, obligatoriamente, a hacer preguntas sobre nuestro entorno. En particular, sobre la situaci√≥n nacional. ¬ŅQu√© ha pasado en los √ļltimos a√Īos en Venezuela con la incorporaci√≥n de nuevas tecnolog√≠as que contribuyan a la econom√≠a energ√©tica y al desarrollo sostenible?, ¬Ņcu√°les son los avances en materia satelital, y en IA, para cuidar los ricos ecosistemas y las fuentes naturales del pa√≠s?

 

Desde 2008, cuando lanz√≥ su primer sat√©lite artificial, Venezuela ha contado con los servicios de tres de estos artefactos. Los dos √ļltimos, dise√Īados para monitorear el territorio nacional a partir de im√°genes digitales de alta resoluci√≥n. El m√°s reciente de estos sat√©lites, lanzado en 2017, todav√≠a est√° vigente. Por otro lado, se han creado varios entes oficiales para avanzar, tanto en materia tecnol√≥gica como ambiental. Bastar√≠a mencionar el Ministerio de Ciencia y Tecnolog√≠a y el Ministerio de EcoSocialismo.

 

No obstante, durante los √ļltimos tiempos hemos visto, como nunca, la intervenci√≥n improcedente, con severos da√Īos al ecosistema, en varios de nuestros parques nacionales. Cada a√Īo se producen incendios forestales que destruyen miles de hect√°reas de vegetaci√≥n, y las lluvias torrenciales causan, en cada nuevo ciclo, cuantiosas p√©rdidas a la agricultura, adem√°s de amenazar la vida y los bienes de muchos venezolanos.

 

Miles de im√°genes se han producido con los sat√©lites de observaci√≥n terrestre: ‚ÄėFrancisco de Miranda‚Äô y ‚ÄėAntonio Jos√© de Sucre‚Äô. No obstante, parecen pocos los aportes a la productividad agr√≠cola, a la prevenci√≥n y la lucha contra el cambio clim√°tico o la preservaci√≥n del medio ambiente. Parques nacionales como Canaima o El √Āvila (Waraira Repano), entre otros, han mostrado un evidente deterioro en estos √ļltimos a√Īos, precisamente cuando el pa√≠s cuenta con sus propios sat√©lites para control territorial.

 

Por otro lado, los derrames petroleros contin√ļan afectando importantes √°reas mar√≠timas y lacustres del pa√≠s, cuando en otras latitudes se est√°n usando tecnolog√≠as basadas en IA para prevenir, detectar y actuar prontamente en caso de estos accidentes. De los pa√≠ses de la regi√≥n, Ecuador tiene experiencia en esta materia, dicho solo para no mencionar lo que se viene haciendo en ciertas ciudades y regiones estadounidenses.

 

No hay datos oficiales recientes sobre los derrames petroleros en el pa√≠s. No obstante, seg√ļn la ONG Observatorio de Ecolog√≠a Pol√≠tica, en 2022 hubo 86 derrames petroleros en Venezuela, trece m√°s que el a√Īo anterior. Los estados occidentales Zulia y Falc√≥n, y, al oriente del pa√≠s, Anzo√°tegui, son los m√°s afectados. El uso de IA en este caso requiere de importantes inversiones y de personal calificado. Sin embargo, es de esperar que una empresa petrolera como PDVSA, tenga los recursos financieros ¬Ņy humanos?, para actuar eficientemente en esta materia. La metodolog√≠a de trabajo para conformar la base de datos que alimente los modelos de predicci√≥n de derrames de petr√≥leo, utilizando IA, existe ya en varias partes del mundo.

 

En resumen, la IA puede acelerar la transición hacia una economía baja en consumo de carbono, aunque en Venezuela esto resulta especialmente difícil. La actividad económica relacionada con la industria petrolera es una de las más contaminantes, dado el alto volumen de gas metano que anualmente lanza a la atmósfera. Asimismo, la IA podría mejorar la manera de cuidar y explotar nuestros bosques y parques nacionales, y dar impulso a la agricultura. También puede aportar a la construcción de sistemas de alerta temprana para el riesgo de incendios o inundaciones. Y a un manejo más eficiente de la industria petrolera.

 

Quiz√°s no sea mucho pedir que, en un futuro no muy lejano, los derrames de petr√≥leo no sean ya un grave problema para el lago de Maracaibo, en el estado Zulia, cuyos niveles de contaminaci√≥n est√°n haciendo imposible la vida de aves, peces y otras especies marinas. Asimismo, que tales derrames no sean una amenaza grave para otras regiones y estados del pa√≠s. La tecnolog√≠a basada en IA puede ser de gran ayuda en esta materia. ¬ŅQu√© m√°s hace falta?

 

El país cuenta con organismos gubernamentales que dictan las políticas relacionadas con ciencia, tecnología y ambiente. A la empresa privada, y al resto de la sociedad, también toca parte de la responsabilidad en este importante asunto. Más allá del conocimiento y la técnica, hace falta la disposición. Una actitud que, en este caso, no se da por descontado.

 

Fuente: Web - editado por Caracas Digital

Inteligencia Artificial en 2024: amenazas y alianzas en clima, agricultura y medio ambiente
EnvŪe este artŪculo a un amigo Imprima este artŪculo   

Comentarios


Comentar



Esta nota/artŪculo ha sido originalmente publicado por www.caracasdigital.com, el 29 de Enero de 2024..

Caracas Digital no se hace responsable por los juicios de valor emitidos por sus colaboradores y columnistas de opiniůn y anŠlisis.

Aceptamos colaboraciones previa evaluaciůn por nuestro equipo editorial, estamos abiertos a todo tipo o corriente de opiniones, siempre y cuando a nuestro juicio estťn dentro de valores ťticos y morales razonables.

Usted puede reproducir, reimprimir, y divulgar este artŪculo a travťs de los medios audiovisuales e Internet, siempre que identifique a la fuente original, http://www.caracasdigital.com